Poble Democràtic

Poble Democràtic cree que la mejor definición del fracaso de Ximo Puig es ponerse una medalla por la cláusula Camps

Poble Democràtic cree que la mejor definición del fracaso de Ximo Puig es ponerse una medalla por la cláusula Camps

Fuente: Castellón Diario

El máximo representante del Consell General de Poble Democrátic, Máxim Rueda, ha señalado hoy que la mejor definición del fracaso político del proyecto del President de la Generalitat, Ximo Puig, y sus aliados de Compromís y Podem, la ha hecho él mismo en su discurso de Fin de Año al destacar entre sus principales méritos la aprobación de la ‘cláusula Camps’.

Puig en su discurso ha ensalzado la labor del Gobierno Valenciano en esta legislatura en la que, según el President, ha conseguido un «cambio del modelo de financiación o las inversiones justas del Estado”, ya que “hemos blindado en nuestro Estatut», en referencia a la reciente aprobación en el Congreso de los Diputados de la reforma del Estatuto Valenciano, cuando en realidad PSPV, Compromís y Podem no han dado ningún paso en firme y llevan toda la legislatura mareando con la Financiación Justa sin resultados, según ha explicado Máxim Rueda.

En este sentido, el portavoz de Poble Democràtic ha señalado que  si todo el crédito político de Puig reposa en sacar adelante la disposición adicional para que las inversiones del Estado en esta Comunidad sean equivalentes al peso demográfico de la región, los valencianos hemos vuelto a perder otros cuatro años. Es sorprendente que el tripartito saque pecho por una propuesta del PP que ha necesitado de 7 años para hacerse realidad, aunque en la práctica no suponga que la financiación recibida se modifique.

Por otra parte, Máxim Rueda ha criticado que Puig use eufemismos para hablar de la decadente realidad económica en la que nos ha sumido el gobierno del tripartido cuando ha ofrecido palabras de «ánimo y apoyo» a las «muchas personas» que «pasan por serias dificultades», las que no encuentran trabajo y les cuesta llegar a fin de mes, como si esto no fueran las consecuencias de una gestión que no ha impulsado ninguna política efectiva para recuperar el crecimiento económico y el empleo en esta tierra.

Ese alejamiento de la realidad se ha plasmado en el discurso de Puig cuando calificaba la aprobación hace una semana en Les Corts de los Presupuestos «por cuarta vez en tiempo y forma» de un logro del tripartido, cuando tienen mayoría en la cámara y es una obligación de todo gestor sacar adelante los presupuestos para garantizar el funcionamiento de la administración. Si esos son los logros del Consell, los valencianos agradeceríamos que se convocaran elecciones cuanto antes para elegir a otros representantes, ha apostillado Máxim Rueda.

Por ello, desde Poble Democràtic, como ciudadanos comprometidos con la sociedad valenciana, queremos destacar que del discurso de fin de año del President de la Generalitat sólo compartimos dos cuestiones; La necesaria lucha por la igualdad de géneros y que queda «mucho por hacer», por la falta de oportunidades que merecen «demasiados jóvenes» o por la «incertidumbre» en sectores como el citrícola o el automóvil».

Si bien es cierto que la Comunidad Valenciana tiene –y tenía estos cuatro años- la «gran oportunidad» de convertirse en «una de las regiones innovadoras, prósperas y dinámicas de Europa», también lo es que  alcanzar este objetivo «está en nuestras manos», pero no en las del actual equipo de gobierno de la Generalitat, sino de los ciudadanos valencianos que estamos convocados a las urnas para elegir a nuevos representantes que realmente se preocupen por los ciudadanos y no sean políticos profesionales anclados a las directrices de sus partidos.

Cerrar menú
×
×

Carrito