Está aquí: Home Quienes somos Nuestro Ideario

Manifiesto para el Cambio

MANIFIESTO DE “POBLE” PARA EL CAMBIO
NUESTRO IDEARIO

Durante mucho tiempo los ciudadanos y ciudadanas del territorio valenciano nos hemos desentendido de nuestro devenir, cediendo la toma de decisiones a una casta política que únicamente se ha mostrado capaz a la hora de favorecer a sus afines y clientes. Ya sea por voto o por omisión del mismo hemos propiciado una forma de gobernar donde los intereses partidistas prevalecen sobre aquéllos realmente importantes para el conjunto de la sociedad. No es el momento de buscar culpables, es la hora de tomar decisiones.

 

En el transcurrir de toda sociedad llega un momento en el que los ciudadanos han de concienciarse de su fuerza y de sus responsabilidades si quieren una situación mejor. Y más aún en una sociedad que se pretende democrática. Así pues, desde una visión crítica en el actual estado de cosas y del sistema orquestado para gobernarnos, “POBLE DEMOCRÀTIC” nace con la más firme convicción de que otra sociedad y otra forma de gobernar son posibles.

Es por ello que desde nuestro proyecto no entendemos la política sino como una responsabilidad cívica y en ningún caso como una forma de ganarse la vida o satisfacer les ansias de protagonismo o privilegios. De esta forma, para los participantes de “POBLE” gobernar no es el objetivo último, sino un medio para mejorar las condiciones de vida de todos los ciudadanos que conviven en el territorio valenciano.

Por lo dicho, los participantes de “POBLE” nos consideramos, por encima de todo, agentes de cambio social. Y para ser dignos de esta denominación, es imprescindible la propia formación y la transparencia en nuestras iniciativas. Además, entendemos que la población ha de ser conocedora de los actos llevados a término, de las decisiones tomadas y las motivaciones que han llevado a las mismas, por lo que es necesariauna claridad informativa total y un decidido ejercicio de pedagogía democrática, potenciando una participación ciudadana crítica y la fiscalización de las actuaciones políticas.

Un cambio como el propuesto es un anhelo que debería ser común a todos los pueblos del mundo. Desde “POBLE” desarrollaremos esta faena, tan ilusionante como titánica, en nuestro ámbito natural, que es el territorio que históricamente ha sido denominado como Regne de Valéncia. Esto es así porque entendemos que todos los pueblos del mundo tienen una personalidad propia, y las medidas que se tomen han de ser adaptadas a su realidad sociocultural e histórica, y el Poble Valencià, por sí mismo, posee esa personalidad. No obstante, estamos abiertos a participar en aquellas estructuras extravalencianas donde se tomen decisiones que afecten a nuestro territorio.

Con todo lo expuesto se hace imprescindible dotar al proyecto de una serie de valores que han de guiar tanto las acciones emprendidas de forma colectiva desde “POBLE” como a los participantes que abracen su causa. Estos valores básicos son: la actitud radicalmente democrática, la vocación de servicio, la solidaridad, la honradez, el inconformismo, la visión optimizadora de los recursos públicos y la sostenibilidad.

La democracia, entendida como el sistema de gobierno donde la sociedad, libre y reunida en igualdad, decide las reglas que marcan las relaciones ciudadanas y su proyección hacia el futuro, se muestra como la mejor opción para fomentar un proyecto de sociedad que busque el bien común y el mayor grado de felicidad para el conjunto de las personas que la conforman. Para hacer efectiva esta actitud democrática es necesaria la existencia de una igualdad de oportunidades de todos los elementos de la sociedad, que la diversidad se vea como una oportunidad de enriquecimiento y de mejora, y una actitud abierta y tolerante hacia las discrepancias, que han de ser resueltas desde el diálogo y nunca por la opresión o la violencia.

La vocación de servicio es un punto imprescindible de “POBLE”, pues la política no debe ser nunca más un problema añadido a los habituales de la población, sino la solución de los mismos. Y esto no será así a no ser que los encargados del ejercicio de los cargos públicos entiendan su función como una posibilidad para propiciar el progreso y la prosperidad del conjunto de los ciudadanos.

Por solidaridad no entendemos la simple caridad con la que hoy en día algunas concepciones han reducido la amplitud del término. Por solidaridad definimos un verdadero espíritu de confraternidad y hermandad que lleva a pretender ayudar a los otros a que consigan los medios para proporcionarse su progreso y su felicidad. Un elemento clave en este sentido, y al que nuestra iniciativa da una relevancia especial, son los servicios públicos, que han de ser de calidad y eficientes.

La honradez, actitud y concepto maltratados últimamente por todos los estamentos de gobierno que hemos padecido, será una de las claves de nuestra iniciativa política. No se puede tolerar ningún tipo de corrupción ni de aprovechamiento de los bienes y medios comunes para el provecho propio o partidista. Apostamos de manera firme y decidida por la transparencia en las acciones, cuentas y gestiones. Además, todo cargo público obtenido por medio de la actividad de la iniciativa política “POBLE” será fruto de un trabajo en equipo y de los esfuerzos de un grupo de gente, y así debe ser considerado por la persona que lo ocupe.

El inconformismo, entendido como una actitud de mejora de todo lo mejorable, tanto a título personal como colectivo, será el camino para eliminar situaciones de marginación, desigualdad e injusticia. “POBLE” es un proyecto de ánimas inquietas y con ganas de ayudar para hacer del mundo un lugar más humano y agradable.

El uso optimizador de los recursos públicos nace de la firme creencia de que éstos son un bien común del conjunto de la sociedad y no un vedado de quien detenta el poder. Siendo así, éstos han de ser empleados bajo una visión racionalizadora y eficiente. Para ello se precisa de una gestión que simplifique y coordine, buscando traer la máxima rentabilidad al menor coste en el ejercicio de la administración pública y de los recursos del conjunto de la sociedad.

Por último, la sostenibilidad la tomamos en una doble acepción. Por una parte, el proyecto de “POBLE” hace una apuesta firme y convencida por la autofinanciación. Como hemos dicho, los recursos de la sociedad son de toda la sociedad y no pueden ir destinados a sufragar los costes de una parte de la población que quiere dedicarse a la política con una vocación de servicio. Por otra parte, la sostenibilidad se entiende en una vertiente ecológica, pues el patrimonio ecológico, al igual que el cultural, ha de ser protegido y potenciado, buscando armonizar los efectos ineludibles de la vida humana sobre los recursos y espacios naturales, en su preservación. Asegurar el bienestar de las generaciones actuales no puede poner en peligro el de las generaciones futuras.

En conclusión:

POBLE abandona las posturas tradicionales de derecha e izquierda para convertirse en un partido guiado por la ideología del bien común, buscando en todo momento el progreso y la felicidad de todos los ciudadanos reunidos en armonía, sin discriminar a nadie por ningún tipo de condición o elección personal.

POBLE trabaja para un correcto equilibrio entre los recursos públicos y la iniciativa privada que les sostiene; generando una alianza entre ambos que redunde en una mejor calidad de vida para la ciudadanía.

POBLE se centra en el bienestar de la ciudadanía, por lo que entendemos que el punto fundamental del mismo es la administración próxima y abierta a escuchar sus problemas. Es por ello que se primará el ámbito municipal dentro del proyecto por ser la primera célula política básica de participación democrática y, por tanto, más en contacto con la realidad de la población.

POBLE respeta y acata, al tiempo que defiende, la Declaración Universal de Derechos Humanos y la Carta Europea de Derechos Humanos, así como todos aquellos documentos de estas características que antepongan las personas y su derecho a la libertad por encima de cualquier otro interés.

POBLE se presenta como una alternativa de cambio, apostando por una democracia real que muestre la pluralidad social del Poble Valencià, eliminando barreras de acceso a las instituciones de gobierno y aproximando la toma de decisiones al pueblo que debe responsabilizarse de su propio bienestar y de su devenir como comunidad.

POBLE comprende la importancia del conocimiento, por eso propugnamos una enseñanza que busque la consecución de personas autónomas y autodeterminadas, es decir, que puedan valerse y decidir por ellas mismas, pues ésa es la base de la democracia. Esa formación no ha de estar restringida a los años de la enseñanza formal sino que ha de darse a lo largo de la vida.

POBLE apuesta por una cohabitación sostenible en el medio ambiente, propugnando un crecimiento armónico con los recursos propios del entorno físico, salvaguardando los espacios naturales y las áreas de especial interés ecológico.

POBLE defiende una administración pública eficiente y que garantice unos servicios públicos de calidad que donen las adecuadas coberturas y, en aquellas áreas en que se establezca su gratuidad, como pueda ser la sanidad, la enseñanza obligatoria o la justicia, se afronten sus gastos con los impuestos de los contribuyentes.

POBLE es un proyecto aconfesional que respeta cualquier creencia religiosa que no atente contra la integridad de las personas como seres humanos nacidos libres y en igualdad de derechos. “POBLE” apuesta también por una separación efectiva de las creencias personales y el ejercicio de la administración pública.

POBLE entiende la comunidad humana que históricamente se ha denominado Regne de Valéncia como una realidad sociocultural y política única, en un marco territorial definido y estable, una historia común, una lengua privativa, un imaginario colectivo y unas señas de identidad compartidas, y una voluntad de vivir como lo que es, valenciana.

POBLE se define como una iniciativa política de estricta obediencia valenciana. La vertebración interna de la sociedad valenciana y la reivindicación externa de los derechos que nos corresponden han de contribuir a aumentar nuestro bienestar y nuestra autoestima como pueblo, base sobre la cual reconstruir un sentimiento de identidad fortalecido e integrador.

Escríbenos un Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. o llámanos a nuestro teléfono 634 599 899